DIFÍCIL DE ENTENDER, PROPÓSITOS ESCONDIDOS

Durante el último año, tomé la decisión de compartir e invertir en Dios mi máximo posible. Encontrar en él un sentido diferente para mi carrera y dejar que sea él quien describa el porqué y el para qué había dado un cambio de sentido a mi forma de vivir. Un camino de vida diferente al camino original que había trazado, cuando describía mis sueños, tiempo atrás.

Camino a esta dirección encontré huecos en mis ideas de éxito, encontré falsedades y sombras en mi conocimiento. encontré explicaciones a muchos de los hechos que la historia, la ciencia y mis propios profesores, mentores o ídolos en el área de los negocios me habían enseñado en algún momento de mi vida. Encontré que todo tenía una razón de ser y que la razón de ser, estaba por encima de mis ideas, experiencias o conocimiento. Que había comprado explicaciones tangibles para muchas cosas cuya explicación era intangible. Que junto a mi círculo social, había construido ideas que no eran 100% ciertas, sino que habían sido creadas para un % del problema y dar la gloria a la persona que la llevaba a la práctica.

Y a aquel que es poderoso para afirmarnos conforme a mi evangelio y a la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que ha sido mantenido en secreto durante siglos sin fin. Romanos 16:25

Entendiendo que me había creado un concepto de superhéroe incompleto, que había comprado una enciclopedia de explicaciones y respuestas para preguntas que ya habían sido respuestas. Y que detrás de su lectura solo encontraría una sombra o una capa de protección más grande, que no haría más que cegarme o impedir ver un poco menos de lo normal.

Habiendo tomado la decisión de dejar la capa de mentiras que había construido detrás, el encontrar una salida rápida. Opté por dejar todo lo que me identificaba como persona a un lado, entendiendo que había construido una identidad en mis propiedades, profesión, cargo y cuenta bancaria. Entendiendo que nada de esto me haría más o menos. Entendiendo que las preguntas más grandes en mi vida, tenían una sola respuesta que era construir en mi pensar convicción y fe.

Sobre estas dos ideas, daba vueltas alrededor de un objetivo, daba vueltas alrededor de lo que quería construir, de lo que otras personas decían que era mi llamado, para sobre el no hacer más que hallar propósitos escondidos. Sorpresas ocultas, cuyo resultado no era, ni sería más que lo opuesto a mi petición o mi petición llevada al extremo doble.

sino que hablamos sabiduría de Dios en misterio, la {sabiduría} oculta que, desde antes de los siglos, Dios predestinó para nuestra gloria. 1 Corintios 2:7

Aun sin poder comprender el porqué me había dispuesto a invertir un ano de mi vida en algo que no entendía por completo, en algo cuyo resultado no era una realidad evidente, en algo cuyo premio era un misterio distante de mi deseo. Me dispuse a orar y a buscar en oración una respuesta a lo que Dios tenía para mí, una respuesta que aun no conozco pero que el 90% del tiempo me da esperanza y paz.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *