DETRÁS DE LO IMPOSIBLE, DETRÁS DEL MILAGRO

Tan pronto como me había decidido por vivir cerca de casa, aposté toda por vivir allí en donde Dios tenía a las personas de mi casa, a las personas que me hacían sentir y a aquellas que realmente me acompañaron incluso cuando no tuviera como. Los que de acorde a lo descrito en la biblia, Dios había puesto como mi compañía en este mundo. Habiendo evaluado los riesgos que significaban quedarme en el lugar en donde mi familia se había hecho grande y en el lugar en donde recibirá todo aquello por lo que se me había sido difícil mantenerse firme en la distancia y ver pasar los grandes sucesos de mi familia entre imágenes y redes sociales.

Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, pero no para Dios; de hecho, para Dios todo es posible. Marcos 10:27

Ahora me encontraba en un lugar vacío y blanco, en donde estaba todo por ser escrito, peor en donde no tenía algo que simular, copiar o seguir. En donde la imaginación y el afán funcionaban de la mano, anulando mi capacidad para crear, exigiendo vivir por fe y confiar en aquello que no veía, en aquellos que los religiosos llaman “Milagro” o aquello que los cristianos de las películas nombraban como convicción o fe.

Allí tambaleando entre una decisión y otra, dudando entre lo que podría ser el mañana y decidido a no pensar diferente a que sería posible, lograr mi sueño y objetivo de quedarme cerca a casa, a mi familia y a la gente que llenaba mi corazón de emociones. Queriendo encontrar una persona que estuviera dispuesta a gozar de mis alegrías y queriendo ver mis visiones tornarse prácticas 

¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible. Marcos 9:23

Tome una decision mas, gozarme mi tiempo entre familiares, vivir cada dia como un privilegio y ver cada espacio en donde interactuar como un lugar especial en donde mis sueños podrían tener suceso. Decidí ver mi presente como el mas valiente de los guerreros, en el frente de batalla, enfrentando cada novedad y diferencia como la oportunidad que estaba esperando para ser aun mas feliz, como las fotos que había visto en donde hacia falta mi presencia y como las celebraciones en donde no había podido estar, pero en donde se había abierto un espacio para mi.

De manera afortunada y recibiendo una bendición tras otra, como una cascada de agua que cae de lo alto, los retos y las pruebas se presentaban en mi camino, para recordarme de una manera extraordinaria los momentos que había vivido en el pasado, para mostrarme que solo había vuelto a iniciar, que el lugar era el mismo y que el aprendizaje que habia adquirido en el pasado sería una herramienta que utilizará para enfrentar el presente. Que de la misma forma en la que había aprendido a vivir en  humildad, sin otorgar valor a cambio, huyendo de cualquier tipo de reconocimiento no adquirido y adquiriendo un crecimiento huyendo de él.

En esta ocasión, Dios la fuente de la convicción de los cristianos, la palabra más nombrada en toda religion, abrirá nuevamente un espacio para mi, para añadirme en la escasez y ampliar mis dias, mis sueños y mis posibilidades, más allá de mi expectativa. Demostrando que el tiempo era suyo, que el dinero era suyo y que su poder era superior al mío, inclusive cuando en el proceso hubiera tenido que tener tres tiempos. Un aprendizaje que me enseñó a vivir como el más grande de los deportistas, buscando el sobrepasar el récord anterior y el anterior, buscando ver a Dios en su hoy, manana y futuro, buscando verlo con una ilusión enorme.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *