SI EL IMPOSIBLE PERSISTE

Afirmar que las malas noticias y las personas pesimistas son todos los días mas, no seria nada nuevo para ninguno. Una queja, un reclamo o una especulación se hacen vueltos tan frecuentes como el amanecer, hoy en día las redes sociales han facilitado todo aun mas, han hecho sencillo comunicar, traducir de un idioma a otro y hacer de una pequeña vos un escandalo.

Recuerdo aquella noticia en la que una broma de unos jóvenes amigos en las calles de una de las ciudades mas frecuentadas de los Estados Unidos, sobre la permanencia de Apple y/o la aparición de su próximo modelo de iPhone, difamada en noticias y redes sociales, altero incluso la bolsa de valores y causo perdidas millonarias a la marca.

Tú eres mi escondite y mi escudo; en tu palabra he puesto mi esperanza.
Salmos 119:114

Una palabra, una mentira, un imposible que pase o una pequeña maldad. Son el pretexto con el que muchas de las grandes tendencias que mueven millones hoy en el marketing han nacido. Desconociendo la idea y pensando en que seria imposible, un accidente que afecto mi salud, fue comunicado entre amistades, entre amistades y sus amistades, en el periódico, en redes sociales.

Pronto una pequeña noticia había crecido tanto en tamaño, que redes y redes de personas actuaban en pro a ello. Palabras positivas, llamadas y visitas de personas que por años no había visto, llegaban a mi casa, a las puertas del hospital, a las redes sociales y a mi teléfono sin parar. Una recuperación imposible a la que mi familia y yo veíamos como el mas grande de los gigantes, causo una movilización impensable,

Pero el imposible persistía, un accidente atendido causo una enfermedad letal, gastos imposibles de pagar y acciones imposibles de atender se acumulaban. Sumergido en negativos y malos pronósticos o examanes médicos, personas y ayudas seguían llegando, era animado en todas las direcciones y en todos los idiomas. Las noticias malas y las buenas se acumulaban tanto que inmovilizaban la balanza.

Con todo en el aire, sin saber en que pensar y abrumado por lo que pasaba, siendo mi alrededor el verdadero protagonista de toda la situación, llegaron momentos en que la fe se ponía a prueba, un imposible seguía a otro y cada vez el siguiente se hacia mayor, las cosas empeoraban y cada vez que se empeoraban pasaban la prueba, del coma inducido, llego la neumonía, de la neumonía la imposibilidad de recuperar la conciencia y de la imposibilidad de recuperar la conciencia el momento en que los instrumentos médicos debían ser desconectados.

¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!
Salmos 42:11

Con todo en contra y listo para lo peor, la noticia trascendía, se había creado un inicio y un desenlace, que ganaba mas y mas adeptos, mas y mas personas se preocupaban y se hacían parte de la situación, intentando animar, ayudar y orar por la persona en peligro de muerte y su alrededor en situación de extrema vulnerabilidad.

Pasada la prueba, los instrumentos médicos fueron retirados y el marcador seguía indicando signos vitales, el conteo regresivo había terminado, ahora mas áreas entraban en razón, volvería todo a la normalidad, que seria necesario para ello, el imposible persistía

La historia continuó, de saber si viviría, todo paso a saber si hablaría, si caminaría, si recordaría el pasado, si podría hacer las cosas por si mismo. Un listado de cosas que parecía no terminar, hoy 8 años después todo en la normalidad de nuevo, debo decir que he aprendido a confiar y he entendido que sin importar las barreras e imposibles, Dios tiene una respuesta y una manera de hacer que toda ocurra, de que el impacto que algo debe tener alcance el tamaño debido, si pasas por una situación en la que tu fe esta puesta a prueba y todo indica que no, te invito a que creas en que incluso siendo no la respuesta que tengas Dios puede hacer todo dar vuelta y que su misericordia es eterna y te ama.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *