LLEGANDO A LA CIMA

Al cumplir 12 años, me sentía tan fuerte y tan autónomo, que creía que saldría fuera del portón de mi casa a ver al mundo, con la capacidad suficiente para igualar a los súper héroes de las películas de cine, con poder de palabra suficiente para mover multitudes y con simpatía suficiente para escoger entre las mujeres. Estaba tan animado que solo con escuchar que algo era visto como imposible, me llenaba de aliento y valor para hacerlo mi siguiente meta.

Con esa visión en mente, supere muchos de las cosas que eran imposibles para mi en ese momento, cosas como tener las mejores calificaciones del salón de clase, estar entre los mas populares de mi edad, entrar a competir entre deportistas de elite, ir a los clubes sociales de clase de la ciudad y salir casi con la niña que quisiera hacerlo.

Pronto conforme el tiempo pasaba me vi envuelto en mas y mas, recuerdo sentirme tan ahorcado entre metas y objetivos, que había perdido mi capacidad de autocontrol, me había ido al extremo, en donde los retos eran quien era el mas rumbero, el que mejor bailaba, el hombre con el que mas chicas se acostar o incluso el hombre con mas capacidad de bebida.

Perdido en falsas ilusiones, imposibles posibles y con un rango de medida inútil. Me encontré inmóvil, incapaz, defraudado, solo y exhausto. Descubriendo lo fuera de lugar que estaba, lo débil que era y lo corto de mis capacidades. Atado, lejos de casa y sin mucho valor, el súper héroe que era había perdido mi capa, mis habilidades, mi historia, mi fuerza y el legado detrás de mi nombre.

Reducido a nada, en un lugar donde todo era nada y nada era todo, luche sin cansancio para sacar la cabeza y alcanzar las cualidades que me hacían y calificaban persona, una identificación, una profesión, una red social, habilidades y un titulo. Cansado y sobre cargado, continuaba soñando en hacer lo imposible, continuaba soñando y visionando la mostaza crecer hasta hacerse grande, continuaba queriendo tener todas las cualidades que había soñado tener de pequeño, las de un súper héroe de película de cine.

Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros.
Hechos 17:26-27

En esta oportunidad entendiendo que el súper héroe no existía, que estaba lejos de la cima y que el único medio que me permitiría alcanzar metas incluso mucho mas grandes que aquellas que me había definido, no era ello, era el Dios que sobre todo hombre tenia la capacidad y el deseo de premiarme e instruirme para darme gracia y permitirme caminar paso a paso entre sus caminos. De hacerme su hijo y de darme la condición que esperaba, en donde no era ni súper, ni héroe. Era su hijo

Extasiado de ver las cosas suceder sin mi intervención, solo sentía una ausencia, una mujer, una mujer que en esta ocasión me negaba a reconocer con mis ojos, por lo equivocado que me había convencido que estaban. Recuerdo escribir una lista, recuerdo hacerla imposible de superar, tanto que tenia que ser solo Dios, quien podría poner delante de mi una mujer asi.

“así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído”.
Isaías 52:15

El tiempo paso y por años, espere por la mujer maravilla y no la vi llegar, hasta que un día, Dios a su forma puso delante de mi, alguien tan increíble y tan imposible para mi que me hacia ver como tarzan, el hombre mono, y jane, la joven civilizada, tan solo para mostrarme que era el quien en su grandeza y su poder, el único que podía llevarme a conocer lo desconoció y darme el privilegio de ponerlo en mis manos.

Si hoy vives y sientes que tu vida, sigue un rumbo similar, déjame decirte y animarte a que conozcas de un Dios vivo, el único, el creador del cielo y la tierra, que te ama y espera por ti, y que espera por sorprender tanto como lo ha hecho conmigo.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *