IINICIO DE CAMPAÑA DE NAVIDAD

Serán 2 años casi para este momento desde el día, en el que la visión y el deseo de iniciar un llamado con un propósito familia, servicio y compartir. Naciera en nuestros corazones. Para ese momento servíamos de manera separada, en diferentes lugares, iglesias y fundaciones. Viajábamos de un lado a otro viendo como Dios continuamente llamaba a personas provenientes de todos los lugares del mundo a iniciar actividades con un propósito común, esperanza y salvación. Pero sobre todo en Fe.

Durante este recorrido fueron muchas las veces que llegamos los lugares en donde residían fundaciones y en donde todo había sido iniciado con una visión cristiana, en donde los frutos de aquella acción de fe, eran visibles, pero en donde nuestra llegada era recibida como una señal de descanso, de apoyo y de respaldo. En donde después de una esplendida y cariñosa bienvenida, podíamos sentirnos como recibiendo un relevo operativo temporal.

“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre”.
Juan 15:16

Algo en común en todos estos lugares, era la necesidad de Dios, el deseo de una población que empezaba a conocer de Dios, por conocer mas, el sentimiento de gratitud que se vivía en el ambiente, la multitud de personas que aun miraban con inquietud, sorpresa y resiliencia la acción de la fundación. Algo en común era la falta de manos dispuesta ayudar, a pesar de los múltiples recursos financieros con los que se contaban, en contraste a toda la necesidad de un propósito de vida, que diera vida “Dios”.

No te sorprenderías si te dijera que en la gran mayoría de los casos había tanto por hacer con los recursos económicos recibidos y el tamaño de la necesidad, que no se llegaba a todo, pero no porque el dinero no lo permitiera, sino porque no habían manos suficientes dispuestas a servir de corazón y creer, en que lo que Dios había puesto sobre la mesa de los fundadores de la fundación, seria posible.

Debo decir, que cada que esto sucedía, nuestro sentimiento de impotencia y de frustración crecia, saber que pasados unos días nos iríamos y nuestra misión terminaría, entender que estábamos de paso y que la necesidad no cesaba, pensar que la fundación seguiría abierta y permanecería fiel a su propósito, pudiendo dar mas, pudiendo llegar a mas personas. Nos hacia propias las ganas de ayudar.

En una época de aplicaciones, redes y conexión, en donde todos los problemas eran abordados, quisimos pensar y creer que, de esta problemática, podría nacer un caso de negocio, una solución con propósito, un propósito familia, una familia bendecida. Con este anhelo creciente, escalado en oraciones y visiones, nacimos para hoy por segundo año consecutivo desarrollar nuestra 3ra actividad de despliegue internacional, en una de las épocas mas especiales del año, navidad en donde un dia en una familia nació Jesús, el propósito que hoy nos da vida, esperanza y llenura.

Sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.
Filipenses 3:14

Con esta visión, en gratitud al que había sido y es hasta el dia de hoy el momento mas importante de la historia de la humanidad, que surgió en el hogar de una familia común hace mas de 2020 años, como un regalo para la humanidad, iniciamos con algunas de estas fundaciones la campaña que lleva como titulo el nombre del articulo, que lees, te invitamos a que participes como voluntario, si tienes una fundación nos escribas y seas a bendición para las familias de tu sociedad, ores por nosotros y si Dios pone en tu corazón nos hagas una ofrenda que nos ha ayude a llegar a mas familias, con un mensaje de salvación, que un regalo un 24 de diciembre una noche llego a la tierra, para en amor darle propósito a nuestras vidas.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *