ES MUY PRONTO PARA CASARME, TENGO MUCHAS COSAS POR VIVIR Y ESTA MUY TARDE PARA TENER HIJOS

Inmerso en culturas en donde los tiempos de gestación, las tasas de fertilidad, el numero de nacimientos y de matrimonios cada vez son mas bajos, en donde en sentido contrario las tasas de longevidad y el numero de fallecimientos son cada vez mas altos. En donde cada vez los incentivos que da el gobierno por tener hijos son mas altos y atractivos.

Se vuelve costumbre y frecuente escuchar en el voz a voz del regular de las personas y de las parejas jóvenes, afirmaciones como es muy pronto aun para casarme o casarnos, nos queda mucho por vivir y los hijos serán una idea que no contemplaremos hasta pasados los 40. En contra de lo que era el mundo hace unas décadas, nos encontramos en una sociedad que vive con tardanza, que lucha por desarrollar nuevas tecnologías con mayor velocidad pero que intenta extender cada vez en mayor proporción las etapas de vida.

Porque así dice el SEÑOR que creó los cielos (El es el Dios que formó la tierra y la hizo, El la estableció {y} no la hizo un lugar desolado, {sino que} la formó para ser habitada): Yo soy el SEÑOR y no hay ningún otro.

Isaías 45:18

Momentos en la historia de la humanidad de cambios radicales, de transformación y disrupción en todos los modelos antes diseñados por el hombre. Momentos en los que hombres y mujeres de todas las edades viven de fiesta, consumen de lo instantáneo y transcurren las diferentes etapas de su vida sin ningún hecho y/o objeto de su propiedad. En donde las herencias son cada vez mas exclusivas, en donde la tenencia de propiedad se industrializa con creces y en donde todos los modelos están diseñados para el consumo inmediato.

Entonces seria acertado pensar en vivir el momento y seguir adelante, disfrutar de lo nuevo y dar espacio a los siguiente, dejar las responsabilidades para otros y soñar con una estabilidad aparente. Un sueño con el que viví durante parte de mi vida, tiempo durante el cual pude experimentar los cambios y hacerme parte de ellos, tiempo durante el cual los cambios también ocurrían en mi cuerpo y en mi forma de pensar. Cambios que afrontaba con negación y oposición, que decidía no creer y que me hacían recordar la historia de Disney “Peter Pan” en la que un hombre luchaba por crecer y luchaba contra piratas decididos a vivir el momento con el refrán de “comamos, bailemos y riamos, que mañana moriremos”.

Ideas que llegada la noche bombardeaban mi mente y me hacían sentir como el mas inútil de los burros, que detenido en el campo, había decidido estacionarse para no moverse ante ninguna presión, que me hacían sentir como pinocho en la historia, como el mas grande de los burros, que perdido en las ideas vagas había llegado a su perdición. Que llegaban a mi cabeza como la conciencia para recordarme lo mal que lo había hecho, para invitarme a tomar otra dirección y para hacerme entrar en razón Debo confesar que lo primero que sentí fue tristeza, depresión y frustración. Que posterior a ello pensé en el que seria de mi si siguiera así, en si había manera de cambiar algo y en si tenia algún tipo de esperanza continuar. En ese punto desesperado y aburrido tengo que decirte que entre mis recursos humanos me encontré abandonado y que solo encontré un punto de rescate, en lo que había odiado durante toda mi vida por la historia de la religión católica, musulmana o asiática.

“Pero levántate y ponte en pie; porque te he aparecido con el fin de designarte como ministro y testigo, no sólo de las cosas que has visto, sino también de aquellas en que me apareceré a ti”.

Hechos 26:16

En Dios, con D mayúscula que ha diferencia del que representan todas las otras religiones o tradiciones, estaba dispuesto a darme la mano, a restaurarme y permitirme empezar de 0 acompañado, ha asegurarme la victoria y a hacerme un triunfador de nuevo, pues había muerto por mi. Conocí esperanza y no estaba en la religión, esta en un Dios vivo, el Dios de la biblia, el Dios de Abraham y que me había creado. Te invito a que si vives una situación similar a la que vivía lo conozcas leas de el en la biblia, no es aburrida, es increíble y lo increíble es difícil de entender.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *