ES MOMENTO DE UNA GRAN REUNION

Para esta época del año, cuando las fechas de la navidad y el año nuevo en gran parte del mundo se hacen presentes, los momentos de reunirse, ver a la familia y compartir con las personas mas cercanas a nosotros, se hacen mas intensos. Hoy viviendo lejos de casa, en un país donde casi la mitad de la población es extranjera, las salidas y los viajes alcanzan su momento pico del año.

Debo decir que los sentimientos de distancia se hacen mas intensos, la soledad ha mayor cantidad de fotos de reunión vistas, toma mayor fuerza. El deseo de estar cerca a el lugar donde crecimos y del que un día deseamos salir, recupera fuerzas y los sitios de mayor penas y llanto dejan de tener como primer lugar a los hospitales para convertirse en los aeropuertos, estaciones de tren y las oficinas de extranjería.

Allí largas colas, esperan lo que a ultima hora del año, parece ser el momento mas esperado. Allí cientos de personas con cientos de maletas, reúnen regalos y sorpresas para sus seres queridos, allí el afán del común entorpece el transito y lo que es una bendición para mucha toma la cara de una pesadilla. Con el orden de los días alterado, las agendas llenas, y las expectativas de cerrar el año lleno de logros a flor de piel, terminamos distraídos del verdadero significado de esta temporada del año.

¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!
Salmos 42:11

Significado que debo decir que nunca olvide, pero si pase de vista, que entre las diferencias de cada cultura es mas o menos nombrado y que para mi desfavor en el lugar en donde me encontraba no tenia ningún tipo de importancia.

Por estos días el afán de tener buenos resultados, de causar una buena impresión y de sentir que había logrado todo aquello que me había propuesto, distraía mi mente por completo, me mantenía distante y abrumado. Por estos días la acelerada vida profesional que la ciudad capital en donde vivía y que el mundo en el que había escogido rodearme exigía, me llenaban de ansiedad e inquietud.

Sumergido en el estrés citadino, perdí el vuelo que había esperado y deseado por mas de 6 meses, recordé el valor que tenia para mi lo que su suceso significaba, sin palabras y con un sentimiento de paz absolutamente diferente al de las personas que en llanto renegaban a mi alrededor, no encontré mayor opción que orar y pedirle a aquel que me había prometido un gran encuentro, Dios, que se hiciera presente en el momento y nuevamente pusiera su mano sobre mi día a día de manera visible.

Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto.
Colosenses 3:14

Debo decir que tuve que pagar una penalización dolorosa, pero que 2 días después de la fecha de viaje original y 2 días antes de navidad, fui reasignado en otro vuelo con destino directo. Que, sin poder dormir ese día, decidí interrumpir mis planes y proponerme terminar aquello que había puesto en mi agenda de actividades y pude entender de que el cambio en mis planes tenia propósito y que una reunión seria varias, que lo que tenia valor incrementaría, que el sentimiento de triunfo seria doble y que la bendición había alcanzado un tamaño aun mas grande.

Quiero culminar diciéndote que hoy viajo a ver a mi familia, que podría decir que ha sido un viaje sufrido, pero debo reconocer que por el contrario ha sido una experiencia increíble, de un milagro tras otro, en el que los momentos de reunión se han duplicado y pude participar de una en cada lugar y con cada persona a quien Dios había puesto en mi camino. Con esto animarte y decirte que Dios conoce tu situación, que desea ser el autor de tus planes y que junto a el destino de todo siempre es el correcto.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *