DE VUELTA AL COMIENZO

Para el principio del año, el momento en el que las expectativas y las posibilidades parecen miles, visualizar la imagen de la primera luz del sol y del día sobre las 6 de la mañana es común, porque todo parece como si hubiéramos ido de vuelta el comienzo. Un comienzo que a diferencia de el significado de su palabra tiene una historia que la respalda, un pasado escrito y unas memorias que influyen e influirán en el futuro de la historia.

Para estos días los primeros de enero, los primeros de año, el pensar en que seria, el vivir las preguntas llenas de gracia y expectativa, sobre ¿Cuáles serán los planes para el año que inicia?, me hacían sentir como el mas primiparo de los conductores, que conoce que esta en un coche pero que confundido no sabe como conducirlo. Preguntas que, sin una respuesta, me hacían sentir indefenso, falto de preparación e inocente. Que me atormentaban cuando estando en frente de mis seres queridos, no era capaz de entregar una respuesta convincente y cuando a diferencia de los años anteriores no tenia mas que un pequeño puñado de objetivos por lograr.

Reuniones increíbles y días inolvidables, son los adjetivos con los que mejor puedo calificar y apreciar mis primeros días del año, que a diferencia de sus primeras horas finalizaban con tormentosas noches en las que divagaba entre dudas acerca sobre lo que seria de mi en este futuro inmediato. Recuerdo tras no encontrar una solución, responderme dándome golpes de pecho avivando los triunfos pasados.

Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.
1 corintios 10:31

Falto de esperanza y sintiéndome como el mas dichoso de los jubilados, que se gloria de un futuro sin responsabilidades, pasaba pesadas noches, en las que me preocupaba el que pasaría en mis años aun faltante de juventud. Dispuesto a equivocarme, cansado intentar, sin ganas de seguir sembrando y deseoso de empezar a cosechar los primeros resultados. Me disponía a continuar con aquellos proyectos que apenas alcanzaban sus primeros pasos, que siendo tan grandes como cualquier empresa tecnológica global, solo en sus primeros pasos tocaban un sin numero de lugares y ubicaciones.

Fe, el atributo con el que calificaba mis acciones pasadas. Triunfo y emprendimiento vivo, los atributos con los que me gustaría calificar mis primeros días del año. Persistencia y perseverancia, los únicos que me permitirían continuar. Sin una decisión firme, que calificara el que haría, iniciaba conversaciones que lucían mas como una entrevista, en las que intentaba recoger ideas, hablaba de Dios nuevamente y oraba en petición de claridad. Sin entender el porque seguía en las mismas y en lo mismo a pesar del nuevo año y lo logrado.

Allí entendí que una nueva oportunidad, con un punto medio en el camino, me hacia mas preparado y me ponía en una mejor condición para lograr y en un lugar aun mas cerca del lugar esperado. Que los logros del pasado, constituían las gratas memorias que me darían animo en para enfrentar los problemas que vendrían, que el aprendizaje recibido constituía las habilidades que me permitirían descifrar las oportunidades venideras y que al igual que el año pasado, tenia todo por hacer y tenia la bendición de construir de nuevo.

Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo. Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad. El ama justicia y juicio; De la misericordia de Jehová está llena la tierra. Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.
Salmos 33:3-6

Con esto decirte que puede que el nuevo comienzo que significa para ti este año puede no alumbrar como el sol naciente de las primeras horas de la semana y quere verse oscuro, pero que la oportunidad de continuar, de un dia mas, de mas por construir y de historias por escribir te dan vida, te dan esperanza y si los pones delante de Dios te permitirán ver incluso lo que tus ojos no son capaces de ver. Te asombraras, búscalo en las mañanas, en el primer rayo de luz y encuentra mas de lo que imaginas. No lo creía, pero me paso.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *