APARTADO CON PROPOSITO

Para mediados de enero, viviendo el triste invierno europeo de tardes oscuras y largas noches de Frio; abordaban mi mente diversas preguntas, entre ellas, ¿el que seria de mi, aun en el mismo lugar de trabajo, en el mismo país, en la misma vivienda y con los mismos amigos?, el que seria de mi, si vivía llenando mis días de acciones repetidas una y otra vez, que a pesar de ser diferentes a las de hace un año, iniciaban a convertirse en rutinas, monótonas y estándares, tanto que algunos fines de semana me levantaba para planear los que serian mis días de descanso para sentirme como el mas joven de los ancianos. Lleno de quietud, paz y trabajo lento.

Vagaron por el desierto, por lugar desolado, no hallaron camino a ciudad habitada; hambrientos y sedientos, su alma desfallecía en ellos. Entonces en su angustia clamaron al SEÑOR, y El los libró de sus aflicciones; y los guio por camino recto, para que fueran a una ciudad habitada.
Salmos 107:4-9

Decir que me veía y sentía diferente al regular de las personas de mi edad, menores o en la misma temporada de su adultez; cuyas vidas sufren altibajos temporales durante la semana y el fin de semana, confundiendo el descanso con el descontrol y el orden con el cambio, llenando de experiencias vacías sus memorias y sus corazones de sentimientos de corta dirección, que como el mas liviano pero constante de los choques eléctricos irregular en una maquina termina quemándola o confundiéndola.

Porque había encontrado en cada situación, la concepción del tiempo y su significado en nuestras vidas, porque reconocía el dinámico y exigente estilo de vida al que me había dispuesto a vivir, en donde cada cosa tenia un tiempo asignado. Que sabia que, debido a mi forma de ser, me vincularía a un reto, a vivir entre proyectos donde había todo por construir y en donde el logro fuera poco posible.

Manejando atributos y medidas complejos de alcanzar, pasaba días viendo las horas pasar, escuchando las preguntas llegar y los logros o las huellas obtenidas, apenas ser superficiales y poco suficientes. Con un interrogante permanente, me sentía como si no pudiera ver, ni ser. Que contrario a el tiempo que transcurría sin detenerse a toda velocidad, permanecía atascado el mismo lugar. Sintiéndome como que tenia una visión de luz a la distancia, que parecía como la imagen al final del telescopio que demuestra existencia, pero muy, muy distante.

Abrumado por las ideas alrededor de mi mente, retumbando y comparando los modelos de vida del común de las personas, y el que era el mío para el momento. Como un cisne entre un grupo de patos. Podía sentir que me distanciaba cada ves mas de lo cotidiano, que me hacia diferente y que me apartaba del que hasta el momento había sido mi mundo.

Con el pasar de los días, encontré propósito, encontré valor en mis diferencias y propósito en mis acciones. Encontré que las rutinas habían creado una disciplina, que las tareas permanentes le habían dado valor a mi tiempo y que los resultados apenas crecían, que como el mas común de los frijoles, apenas salía y que su primer fruto ya era visible, pero que quedaba aun tiempo por recorrer, esperanza de mas.

Y no os conforméis á este siglo, mas reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Romanos 12:2: 2

Con esto decirte que si has decido cambiar tu vida, afirmar tu fe y solidificar tus relaciones, que si sientes que tu vide ha cambiado y que tu tiempo aunque se reduce tiene finalmente objetivo, que tu alrededor empieza hacer diferente y que ya no disfrutas lo mismo que antes. A que pienses en que el cambio en tu vida, no solo ha traido un nombre y una convicción, sino que te ha hecho diferente, te ha hecho nuevo y te apartado para hacerte diferente, hacerte el hijo de un Dios vivo, que te ama y te ha apartado exclusivamente para el.

DÉJANOS TU OPINIÓN

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *